Es claro que los usos y costumbres no son los mismo que hace 20 años, ni siquiera que hace 10. El tiempo pasa rápido y la tecnología avanza con pasos de gigante.

Las tendencias de cada época son el resultado del contexto social en el que vivimos, y para analizarlas mejor, los especialistas en mercadotecnia las han dividido en diferentes periodos.

Si de modernidad se trata los llamados Millennials son los reyes. Esta generación son los nacidos tentativamente entre 1985 y 1999, quienes en México ya representan una tercera parte de la población. Estos jóvenes están caracterizados por haber crecido a la par de la tecnología, y una de sus principales herramientas, el internet. Ellos, cambiaron el walkman por un mp3 o un iPod, la cinta VHS por el DVD, y experimentaron el nacimiento de las redes sociales. Son los verdaderos testigos de la revolución tecnológica. Saben que evolucionar es la clave para sobrevivir.

Siguiéndole los pasos tenemos a la Generación Z, personas que nacieron a finales del siglo pasado y lo que va del actual, y lo hicieron con el chip tecnológico instalado. Consumidores del futuro que empiezan a perfilarse en el presente. Usan el internet y las nuevas tecnologías como su principal herramienta y fuente de información. Y aunque no bajo recursos propios, estos jóvenes son muy influyentes en los procesos de compra, por ello son tan importantes para el mercado. Compran más online que otras generaciones y están preocupados por la información.

Estos dos segmentos de la población han cambiado las formas de comunicación, sustituyendo lo tradicional por un modelo más adaptativo. Poco a poco nos vamos olvidando de las llamadas telefónicas y la interacción en persona, para cambiarlo por un WhatsApp o una conversación vía Skype.

De los 64.3 millones de usuarios de internet en nuestro país, más de la mitad son Millennials. Los jóvenes mantienen al mundo actualizado y los expertos en marketing online y ventas lo saben bien, es por eso que han comenzado a dirigir la mayor parte de sus esfuerzos hacia campañas digitales. Su desarrollo es muy importante, pues gran parte de ellos se perfila como emprendedores y visionarios, líderes mucho más estructurados que no temen correr riesgos. El futuro que toda nación quisiera.

Esto es apenas una pequeña mirada al mundo de la juventud tecnológica, lo cierto, es que gracias a ellos México mantiene su crecimiento imparable. Habría que ver si por este famoso avance tecnológico, vale la pena la deshumanización que nos ha provocado y la reducción de la interacción cara a cara actual. ¿Tu qué opinas? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas?